enero 10, 2016

Llanto

No lloro por vos, no quiero ofenderte. Sos mi vida es cierto, por eso no puedo anhelarte. Si vos me pedís por ejemplo que no me vaya, voy a quedarme como si fuera una orden y prometeré muchas cosas, sabiendo que llegará el final -cualquiera que sea- y dolerá siempre. 

No lloraré entonces, no como ahora ¿me abrazás, dejás - por favor- que llore? 
No por nosotros; por la terquedad y lo abstracto, por las leyes que no se cumplen, porque no vamos a recordar nada cuando volvamos  nacer.

3 comentarios:

Alexander Strauffon dijo...

Claramente dicho.

CarlosMxAx dijo...

volver a nacer???? he escuchado este ultimo tiempo que el Universo es un sueño, y el guión está escrito, todos somos uno...

reptilio dijo...

abracho de oso

"get a job, go to work, get married, have children, follow fashion, act normal, walk on the pavement, watch TV , obey the law, save for your old age,

repeat after me: ´I am Free´"