septiembre 19, 2013

Cuatro, tres, cinco, siete:

Hace mucho tiempo que no escribo sobre mí. Debe ser que entre tantos libros ya creí encontrarme. Debe ser que la luna ya no quiere que le robe su tristeza. Debe ser que no tengo nada que escribir, porque mis desdichas me siguen teniendo exacta; tan pusilánime abogada, tan bolsa de carne, tan artista de alambre. Tan, tan,  tan, tantas estúpidas anáforas ; siempre igual.

Hey, allí va un perro. Mátemoslo y bebamonos su sangre, para lograr hoy no aburrise como los otros días. Para no tener que escuchar su conversación que marea y no va a nada, que argumenta con las manos, que arranca con los ojos, que no es bella, ni trasciende, ni vive, ni está muerta, ni tendrá utilidad jamás.

Escribamos para describir y  lograr recordar así algún día; para el Alzheimer. Como Borges sabía que se iba quedar ciego, así yo sé que en los tiempos venideros, necesitaré regresar a los poemas, los diarios, las estrellas y las cartas; porque como ahora, no sabré adecuarme al presente; porque como siempre, para entender, tendré que reflejarme, compararme, ahogarme, nuevamente. Pero yo no soy Borges y jamás lo llegaré a ser, y nunca estoy segura de nada. Lo cual es una verdadera lástima. 

Así como que no haya podido guardarlo todo. Sus gritos, sus dientes, sus cabellos crispados. Es triste y agotador, verlos sufrir. Más si me dejan, porque no soy menos ególatra en las noches; es una pena mayor que me guste cómo escribe Benedetti y no pretenda alcanzar la literatura destacada; ni reírme de los chistes estúpidos; ni hacerme vegetariana. Es una lástima. Es una verdad. Como verdaderamente no sé cómo describirme, aunque lo termine haciendo todo el tiempo. Como es mentira que mis verdades tengan un toque de veracidad.  Como ahora, es su turno de dejarme sola. A mí, a la otra, y a la náusa de Sartre.
Prometo no matarme esta vez, ni estornudar.

4 comentarios:

reptilio dijo...

¿ya te habia chuleado tu cabecera?

Esta de 10

Fernanda. dijo...

Nadie me la había chuleado :( ¿verdad que si es preciosa? Gracias Reptilio.

Pez en un Carrousel dijo...

Aunque no seas Borges ni Benedetti, qué más da? Si tus palabras conmocionan aunque sea a cualquier ser, cualquier hormiga tal vez, ya eres tan grande como ellos.
Por eso, que ni los icebergs del Artico ni las lluvias de diciembre consigan que no escribas.
:)
Besitos.


Miss Carrousel.

Tilu Romero dijo...

Me gusta su blog.

En respuesta a su comentario en el mío: si usted no lo provoca, será el odio. Y si necesita el trago y el cigarrillo, no se culpe por eso. Todo el mundo lo necesita, solo que la mayoría no lo sabe.

Abrazo.

"get a job, go to work, get married, have children, follow fashion, act normal, walk on the pavement, watch TV , obey the law, save for your old age,

repeat after me: ´I am Free´"