julio 03, 2013

Séptimo mes.

Yo esperaba allí todas las tardes de Julio, con un libro distinto cada día. Me pintaba tres veces la boca a lo largo de las veladas. La primera al llegar al café, otra después de la leche caliente y una última antes de marcharme, cuando empezaba a oscurecer. 

En algunas ocasiones caí dormida, soñaba con la muerte. Estiraba el brazo por el mantel de flores pálidas, hacia la silla ausente y recostaba la cabeza sobre él. Tomaba el libro por abajo y lo inclinaba frente a mí.  La situación siempre terminaba en lo mismo, cuando bajaba la mirada, al leer las últimas líneas, mis ojos se agotaban y mis manos ya no tenían la suficiente fuerza para voltear las páginas, empezaba a desfallecer.

Yo te esperaba una a una todas las tardes de Julio, pero nunca dejó de llover. 

1 comentario:

Mundo Azulado dijo...

Estarias entonces esperando un principe, en las noches de Julio, estarias entonces soñando despierta....
duerme, despierta, sueña, realiza...
tan tu, tan ud, tan vos!!!

"get a job, go to work, get married, have children, follow fashion, act normal, walk on the pavement, watch TV , obey the law, save for your old age,

repeat after me: ´I am Free´"