octubre 20, 2012

Nihilismo entrecortado.

Cómo tartamudee... cuando asqueado, en medio de la nada, me pediste que te diera una razón para creer.
Y a sabiendas de la angustia, respondí no poseerla.
Pero me acerqué a tu rostro y murmuré que guardaba otras razones, para vivir... tal vez.

Me abrazaste fuerte y paso lo que pasaría;  por primera vez tuvo sentido estar aquí.

Y sentimos lo mismo; suficiente para respirar.

3 comentarios:

la MaLquEridA dijo...

Por primera vez quizás hubo una razón para vivir.


Saludos.

reptilio dijo...

hay que encontrar esas razones

¿no?

chica un abrazo y salud

Nani dijo...

WOW! Me encanta tu blog

"get a job, go to work, get married, have children, follow fashion, act normal, walk on the pavement, watch TV , obey the law, save for your old age,

repeat after me: ´I am Free´"