julio 16, 2012

"Solo le pido a Dios, que la reseca muerte no me encuentre vacío y solo sin haber hecho lo suficiente."

Se oían solamente dulces risas entre sus paredes de cristal. Visitaban el teatro a menudo, escuchaban música clásica los domingos, sabían lo que era comer bien y beber un buen vino, dejaban tras sus espalda un buen pasado y el futuro se les aparecía prometedor. Las muchachas usaban el brillo del sol en el cabello, las uñas largas y los pies bien calzados. Los muchachos sabían lo que era necesario saberse, leían el diario y discutían de política. Les resultaba todo perfecto. Más un día de tantos, por equivocación del gobierno, llegó a sus oídos que la situación empeoraba "allá afuera". Se asomaron, y con mucho esmero, tras el grueso vidrio de la ventana distinguieron esas vidas de las que ya habían escuchado hablar alguna vez.

4 comentarios:

reptilio dijo...

y al final es eso ¿no? un mundo para todos, tratemos de vivir lo mejor que podamos

la vida no es, la vida esta siendo

Dan dijo...

Las paredes de cristal asfixian... El aire está siempre afuera... Hay que salir a respirar...

¿Me abrazas? Lola dijo...

Que entrada mas interesante... una ojeada al interior, al primero yo, segundo yo y tercero yo... Pienso igual que aquellos chicos, el mundo puede empeorar cada segundo pero, la solución puede estar dentro de cualquiera, pero mirando desde fuera no se consigue hacer nada, el punto es actuar.
Saludos... ñ_ñ

ThrashEr-ick dijo...

Sólo pido que más y más gente se percate que juntos podríamos hacer de la Tierra un mejor lugar. Quizá los mayas tengan razón y sea esta la última oportunidad que tengamos para salir de la espiral de la decadencia. Buena entrada, saludos.

"get a job, go to work, get married, have children, follow fashion, act normal, walk on the pavement, watch TV , obey the law, save for your old age,

repeat after me: ´I am Free´"