noviembre 02, 2011

Yo también puedo asustarlos, tanto o más de lo que me asusto a mí.

No me gusta pensar en los después, no soporto los después de los después. No cuando al haber pasado por mí, mi país, el continente, el mundo, el universo, me quedo en el vacío negro que abarca un todo.
Y ese todo se expande, y me nubla, y me asfixio, y termino por desaparecer.

No puedo verme demasiado tiempo al espejo o empieza una voz en mi cabeza a rezar “es real” y a gritar que no es un programa de televisión, ni el video de alguna canción que pronto terminará, que es la vida y que soy yo, y que “es real - es real- es real" y no se calla. Y como tantas veces antes, vuelvo a comprender que esa voz estará ahí, siempre presente, y que para escucharla solo basta fijarme en mis pupilas, sus pupilas, las extrañas pupilas que me ven desde un espejo.

No me permito ubicarme en el tiempo. El pasado me lleva al presente que me empuja al futuro que termina en la muerte, y me da miedo; el desaparecer, el quedar olvidada. Porque se recuerdan los asesinos, los presidentes, los grandes científicos. Y las estadísticas no son favorables ante los extraordinarios, la transcendencia es cosa de pocos. Así que no queda más que conformarme con que me recuerden mis hijos, y los hijos de mis hijos y tal vez algunas otras generaciones, ¿pero después? Nadie recuerda a los padres de sus bisabuelos. Y justo allí es donde empieza la verdadera muerte. Y es allí donde habitan todos los fantasmas olvidados que murieron un día.

Estos son mis “no” los dejo con ellos, me marcho a evadirlos y a intentar dormir.

Empieza Noviembre, será mejor que abriguen al alma...

2 comentarios:

nerita♥ dijo...

A mi también me da respeto la muerte, si te sirve de algo :3 Pero prefiero pensar que hare todo lo posible para que llege y decir " Lo intente. intente tener una buena vida y lo consegui "
Gracias por seguirme, yo también te sigo :)
BESSITOS ♥

Carla dijo...

Una vez escuché una canción, que me recordó a la vida después de la muerte. Como si alguien leyera la descripción más afín a la história de una persona que nace sin ser nadie y se va siendo tan insignificante como el mismo instante en el que nació.
Tu texto me ha recordado a esa canción. Porque si verdaderamente has conseguido transmitir lo que acabo de leer. Solo podré decirte algo...
No solo los políticos serán recordados, los asesinos, el peor y miserable hombre del mundo, o el mejor santo de un padre hijo y espíritu santo. Cada uno es único, nace para resultar obtener algún mensaje al final de su vida...pero si te apasiona saberlo ya...solo vive, demuestrate y demostrarás y aunque seas la persona más especial para alguien,lo transmitirá y hará de ti una história...Solo hay que empezar por pequeñas cosas...Por una persona...y nunca, jamás dejará que te evadas entre el frío pegado en cualquier muro indiferente.

"get a job, go to work, get married, have children, follow fashion, act normal, walk on the pavement, watch TV , obey the law, save for your old age,

repeat after me: ´I am Free´"