agosto 03, 2011

La chica del invierno. Parte I

Todo empezó hace poco tiempo. Un día en que como de costumbre regresaba a mi casa caminado. Vivo en la ciudad, así que para llegar a mi hogar tengo que cruzar un par de calles, y luego atravesar varios kilómetros llenos de toda clase de casas. Fue en una de ellas en donde la vi. Estaba sentada en el techo, recostada en la pared de la casa vecina. Llevaba el pelo suelto, las uñas pintadas de rojo y un libro, bastante viejo, en las manos. Yo había tomado muchas veces esa ruta, pero a ella no la había visto nunca. El viento bailaba en su pelo, y sus manos temblaban tiernamente al sostener el libro, ella y el invierno estaban en perfecta sincronía. “La chica del invierno”, pensé que era su nombre perfecto.  

La casa cuyo techo ocupaba era muy diferente a las demás. Era más pequeña, pero más bonita; tenía un amplio jardín al frente, unas campanitas en la entrada y estaba pintada de blanco, un blanco ideal, tanto que parecía que el sol, entre todas aquellas viviendas, solo alumbraba a ésa. 

Aunque me detuve por un momento para grabarme su imagen, el cielo me recordó que debía seguir, ya que cayó un trueno que anunciaba que pronto llovería.        



Te vi, te vi, te vi. Yo no buscaba nadie y te vi.
Un vestido  y  un amor - Fito Páez.

No hay comentarios:

"get a job, go to work, get married, have children, follow fashion, act normal, walk on the pavement, watch TV , obey the law, save for your old age,

repeat after me: ´I am Free´"