agosto 12, 2011

De cómo empezó y acabó todo.

Fue por cosas tan banales, aún recuerdo cuándo estallé. 
Ese día que me di cuenta que nuestros "nosotros" se había vuelto un "ustedes". 
Vos eras de él, él tuyo, y yo de nadie. 
Y no me dolió la falta de amor, me dolió la poca lealtad.  

Te odie. Te odie como a nadie. 
Supe desde siempre cómo hacerte daño y quise devolverte al menos un poco de lo que destruiste en mí.
 Lloré, y temblé, y aún recordándolo tiemblo
Era la venganza más absurda, en ella solo conseguía dañarme. 
Me cuestionaba si hacía lo correcto, y aunque caí una y mil veces en cuenta de que no, ya no podía salir de ella. 
Me había encerrado en mí, en mi náusea y en mi odio. 

Estaba tan estúpidamente rota, los días pasaban solo para romperme más. 
Nadie me podía reparar, no quería que me escuchara nadie. 
¿Cómo? si era mi confidente la que me había fallado. 

Así que me abrí un blog
La gente no abre esta clase de cosas para hacer amigos, lo hace para descargarse, porque todos necesitamos de alguien para no volvernos locos. 
Y yo me había quedado sola. 

Escribí mis mil y un secretos, mis odios, mis amores, mis palabras absurdas, mis oraciones patéticas; lo hice sin desconfianza, un montón de palabras virtuales no podrían traicionarme. 

Lo supuré, de nuevo confié en las personas, escribí cada vez más seguido sobre cosas diferentes, me volví confidente de alguien más, perdoné.

Pero reapareciste, y un año tres meses después, justo el mismo día que doy la pauta para pedirnos perdón, me entero de que vos lo sabes todo.

Ya no tengo nada, son suyas mis verdades. 
Imagino sus risas, sus burlas; y me siento tonta, ultrajada.
¿Cómo pudieron seguir con la cara en alto?
¿Cómo aún sabiéndolo pudieron hacerme daño?
Quiero salir corriendo, de nuevo,  esta vez ¿a dónde?
No me queda lugar a dónde huir.
No lo voy a hacer.


-----------------------------------------------------------------------------------------------

Todo lo de hoy pasó en serio, 
lloré con tu perdón, exigí una explicación y me reconcilié con el pasado. 
Lo comprendí,  
gracias por seguir guardando mis secretos. 

Ahora solo queda esperar que el tiempo solucione lo que nosotras, tremendas cobardes, por nosotras mismas no podremos nunca solucionar. 
Voy a fingir que no sabes nada, 
y vos, cuando lo leas, por favor fingí que esto se lo escribo a alguien más. 

Después de todo, las máscaras nos sientan perfectas.  

2 comentarios:

reptilio dijo...

¿es el fin?

. . .

Giuli dijo...

Primero y principal, muy lindo blog.
Segundo, me encantó el titulo ''de como empezó y acabo todo''
Tercero, muy muy lindo y profundo lo que escribiste. La verdad que me llegó mucho, o tal vez porque viví una situación de este tipo hace unos años. Y esa persona también volvió despues de muchos meses a pedir perdon. Pero vino y se fue, como lo sabe hacer. Esas personas no merecen la pena, son personas sin sentimientos y a veces es mejor alejarlas de nuestras vidas.
Que andes bien :)

"get a job, go to work, get married, have children, follow fashion, act normal, walk on the pavement, watch TV , obey the law, save for your old age,

repeat after me: ´I am Free´"