enero 06, 2011

Podrán no haber emociones pero siempre habrán listas, siempre.

Es jueves, eso no causa emoción alguna.
Es jueves, eso no causa emoción alguna y tengo hambre.
Es jueves, eso no causa emoción alguna, tengo hambre y no quiero comer.

No porque sea anorexica... no, no, no. 
Una vez, cuando no estaba tan vieja y cuerda, intenté serlo. Tardó del almuerzo a la cena. -no bromeo.
Pero esa es otra historia, yo solo quiero sentir el placer de comer con hambre. 

Como cuando te lancen un piropo frente a todos y sin previo aviso.
Como el calor de tu cama después de una semana de hotel.
Como un abrazo largo en pleno invierno. 
Como escuchar que alguien tararea TU canción. 
Como el olor a flores cuando te soltas el pelo.
Como una tarde de viento al final de un día caluroso.
Como encender la tele justo cuando están dando las caricaturas de tu infancia.
Que se yo, como ese tipo de alegrías que son necesarias y no valen plata. 


Es jueves, tengo hambre, no comeré aún y eso me emociona.
Y así dicen que no soy fácil de complacer. 

4 comentarios:

Zay dijo...

Claro, comer con hambre sabe mejor. En ocaciones lo único que deceamos es que la vida nos sorprenda de nuevo.

Saludos!

reptilio dijo...

deja pensar en un píropo y te lo pongo! :P

Pupita dijo...

Sii no hay nada más lindo que comer con mucho hambre, porque saboreas y disfrutás más la comida.
Un besito

Anónimo dijo...

sublime

"get a job, go to work, get married, have children, follow fashion, act normal, walk on the pavement, watch TV , obey the law, save for your old age,

repeat after me: ´I am Free´"