diciembre 09, 2010

Pero siento tener que decirle, doctor, que me siento feliz, muy feliz.

Podrán decir que cuando estoy feliz me veo mucho más estúpida, sí utilizando ese adjetivo.  Podrá ser gay el "amor de mi vida". Podrán quererme hacer creer que él era el amor de mi vida. Podrán hacerme sufrir durante dos años, con unos aparatos de mierda para que mis dientes queden estúpidamente igual. Podrán emparejarse todos a mi al rededor y utilizarme a mí nomás de celestina.  Podrán hacerme ver lo patética que soy por todo lo anterior.  Podrá sonar a melancolía barata toda la basura que escribo.

¡Pero no me importa! El año, arrepentido por todas sus malas jugadas, me regaló una dosis de felicidad bien merecida. Y no señores, no pienso, puedo, quiero echarlo a perder.

¡Muchos besos y abrazos a todos!

3 comentarios:

reptilio dijo...

eso si, que los buenos momentos le ganen a los malos!

besos y abrazos para ti tmb!

:P

Prado dijo...

Un abrazo para ti también. Ninguna melancolía es barata.

Fernanda dijo...

Reptilio: Qué al final del día, solo importen los buenos.
Prado: No quiero rengarle señor, pero la melancolía de Arjona no se me hace tan cara.

"get a job, go to work, get married, have children, follow fashion, act normal, walk on the pavement, watch TV , obey the law, save for your old age,

repeat after me: ´I am Free´"