noviembre 27, 2010

Y es que cuando llego a la meta, ya no sé cómo seguir el camino

Voy a doblar una por una todas las puntas de tu cuaderno de dibujo, aquel azul que te acompaña a todos lados, y así empezaras a pensar en mí.

Escucharé tus problemas, me riere de tus chistes y me alegraré de tus triunfos. De a poquito, me hare imprescindible.

No pararé hasta ver que en tu cuaderno azul hay más dibujos míos que de nadie y que no te puede pasar algo sin tener la necesidad de contármelo. Luego pasará lo que tiene que pasar... Lo dirás, harás “esa” pregunta y yo, como siempre, saldré corriendo.

Y quedaré como la más vil y seguramente me odiaras, por más que te jure que mi intención no era herirte y por más que lo que diga sea verdad...
 
Ahora me voy, que tengo que sufrir un rato.
-Nacho Vegas 

5 comentarios:

Juan. dijo...

Me han hecho algo así.
Fuck.

Fernanda dijo...

Al menos ahora sabes que no es "precisamente" con querer.
Gracias por pasarte Juan :)

reptilio dijo...

chale!

justo hay una nena que ahora mismo anda "en mi cabeza todo el dia" y creo que a ella no le importa!

Suerte F!

Fernanda dijo...

Pero esto no siempre aplica, tal vez ella solo esté haciendo como que no quiere, pero se está muriendo de ganas.
Que se yo, somos complicadas.

reptilio dijo...

...ojala!

"get a job, go to work, get married, have children, follow fashion, act normal, walk on the pavement, watch TV , obey the law, save for your old age,

repeat after me: ´I am Free´"