noviembre 30, 2010

Y en la ciudad no disminuyó la contaminación visual.

“Detente y respira” rezaba la valla publicitaria de dulces sabor a menta.  Alberto García, acostumbrado a seguir ordenes y seguirlas bien, en un instante de locura, se dejó impactar por la instrucción y la siguió al pie de la letra.

Fue un accidente lamentable, un choque múltiple, varios heridos de gravedad y un muerto, no se encuentra causa lógica. Era un día domingo y acababan de dar las cinco de la tarde.

1 comentario:

reptilio dijo...

...justo ayer me toco ver un "accidente"... mala onda

"get a job, go to work, get married, have children, follow fashion, act normal, walk on the pavement, watch TV , obey the law, save for your old age,

repeat after me: ´I am Free´"