septiembre 11, 2010

Buenas tardes doctor.

Entrá, sentate. Ponete cómoda. Decime: ¿Qué es lo que te pasa?

Bien pues.. es de nuevo eso de no poder tomar ninguna decisión.

¿Lo que me comentaste anteriormente? Que siempre antes de decidir algo jugás al tin-marin, por más simple que la decisión sea. 

Sí eso, sigue molestándome. No puedo comprarme un chocolate, decirle a alguien que lo quiero, empezar a leer un libro. No puedo hacer nada sin que antes el tin-marin no me de permiso.

Ya veo, ya veo. ¿Cuánto tiempo llevas con eso?

Desde los trece... creo, no sé ya llevo muchísimo tiempo.

Está bien.     Mira... no has muerto aún ¿cierto? No es gran cosa, tendrás que aprender a vivir con eso.

Entiendo, pero... eso no quiere decir que este loca. ¿verdad?

No, que va. Si sentir que los carros te guiñen, olvidar en que año estás, guardar la lonchera en la ropa sucia y tener conversaciones imaginarias con doctores. Son cosas de gente muy cuerda.

2 comentarios:

¢róni¢aѕ ∂є ∂ías ℓℓuvioѕoѕ dijo...

No creo que la conversación imaginaría que hay aquí sea con un doctor, sino con uno mismo.

Y eso... son cosas de personas normales, claro que sí. Yo tambien hablo conmigo misma y trascribo, después, al reerlo, me suelo entender mucho mejor.

Un saludo!

Aleksandra Tchaikinsky dijo...

Muy bueno. Yo también lo hacía, pero no era con un doctor, y lo escribía. Pero siempré sabía que era una conversación conmigo misma. Y eso está muy bien.
Un beso :*

"get a job, go to work, get married, have children, follow fashion, act normal, walk on the pavement, watch TV , obey the law, save for your old age,

repeat after me: ´I am Free´"