julio 15, 2010

De personas increíbles.

No sé a que grado haya llegado, pero dudo que terminara la primaria. Creció, trabajo, se casó, trabajó, tuvo un hijo, trabajó, tuvo tres hijos más, trabajó.
Las cosas iban bien, tan bien como es posible que aquí vayan las cosas. Pero vaya mala pasada que le jugó la vida o la muerte, ya que le quito al esposo. Y ella quedó a cargo, con sus cortos ingresos, de cuatro niños y una suegra. Pero por una vez en su vida tuvo suerte, consiguió un trabajo.
- Yo llevo algún tiempo de conocerla; he visto como mientras trapea o lava los platos repite cosas en vos alta, he visto los ejercicios que con tanta pena le pide a mi mamá que le corrija, me han contado como le llegan las 9 de la noche haciendo la limpieza y como algunos días anda de malas porque saco siente en un examen. Pero su esfuerzo se premió, terminó el bachillerato por madurez.

Y hoy con una de esas sonrisas que contagian al instante alegría y la cara en alto de tanto orgullo propio, me dice: ¡Seguiré una carrera universitaria! Y no se la cree, jura por Dios que no se la cree, al fin su sueño está empezando a hacerse realidad.
No creo que en algún momento lea esto, o quien quita y si, después de todo se convertirá en una ingeniera en sistemas. Yo solo se que no importa lo que digan, en este mundo Sí hay gente que vale la pena.

2 comentarios:

Soñadora E dijo...

Me alegro por ella, por lo que cuentas se lo merece! Dale la enhorabuena de una soñadora, pues los sueños a veces se consiguen!
Besoss;

Fernanda dijo...

Me alegro que también a vos te alegre.
Un abrazo. :)

"get a job, go to work, get married, have children, follow fashion, act normal, walk on the pavement, watch TV , obey the law, save for your old age,

repeat after me: ´I am Free´"